¿Somos cómplices, delincuentes en potencia?

Es probable que los miembros del gobierno y su partido funden su tranquilidad en la convicción de que la mayoría de los ciudadanos somos delincuentes en potencia o como mínimo, amorales. De otro modo, esa tranquilidad no tiene ninguna explicación racional. El razonamiento que probablemente les tranquiliza es muy sencillo: “Podemos mentir, soltar verdades a… Leer más ¿Somos cómplices, delincuentes en potencia?