A la puerta del infierno

pedro sanchez y ana pastor.jpg

Fue ver a Pedro Sánchez entrar en La Moncloa como presidente del gobierno, y una descarga eléctrica sacudió las glándulas de los que detentan el poder económico en España. Sus cerebros se inundaron de adrenalina; la adrenalina del pánico. El terror de los dueños del dinero es la socialdemocracia; la socialdemocracia es para ellos el enemigo a abatir, y Pedro Sánchez Pérez-Castejón y su PSOE son la socialdemocracia de este país.

En una democracia europea en la que ya no es posible recurrir al ejército para deponer a un gobierno indeseable, los dueños del dinero solo disponen de un arma para destruir al monstruo que amenaza sus fortunas: la prensa, los llamados medios de comunicación. Esa arma está en sus manos porque muchos controlan a los medios como accionistas o les sostienen con los anuncios de sus empresas. Las grandes empresas pueden crear y sostener un diario, una radio, una televisión o pueden hacerlos desaparecer por asfixia económica. Por esa razón, tan sencilla de comprender, el advenimiento al poder del Partido Socialista hizo que todos los medios sucumbieran, de un modo u otro, a la presión de los enloquecidos dueños del dinero, enloqueciendo con el mismo pánico a perder sus vidas.

Los diarios, en papel o en  digital, empezaron a soltar titulares, tendenciosos o descaradamente mendaces, que inocularan en los cerebros ideas fuerza contra Pedro Sánchez y su gobierno. En la prensa más escrupulosa en cuanto a conservar cierta apariencia de rigor, a un titular tendencioso sigue un reportaje en el que se desmiente la mentira o falacia que lo titula. En la prensa que prescinde de todo escrúpulo, el titular enuncia una mentira que luego se sostiene en el texto.

Se supone que quienes se conforman con informarse, exclusivamente, a base de titulares, son ignorantes no pensantes y, por lo tanto, presas fáciles de atrapar, como bien entendió el Ministro de Propaganda del partido Nazi. Los que tienen curiosidad y diligencia suficiente para leerse un reportaje o un artículo completo son más difíciles de convencer. A estos, se intenta atraparles mediante  falacias y otras técnicas de manipulación. (Para quien quiera refrescarse la memoria, aquí puede encontrar un ligero repaso a este tipo de perversiones para evadir a la verdad: Falacias )

Los presentadores, comentaristas y tertulianos de radio y televisión, en su ansia por obedecer a la consigna de hundir a Sánchez, empezaron a echar en una coctelera información, medias verdades, falacias y mentiras creando un mejunje más propio de programas de cotilleo que de programas sobre política. Sus programas y su fama dependen de la audiencia y a la audiencia hay que entretenerla satisfaciendo el morbo.

A programas como  ARJ y La Sexta Noche, por ejemplo, se lleva a tertulianos de ideologías opuestas para darles una apariencia de neutralidad, de rigor periodístico; para exhibir lo que hoy se entiende por equidistancia, procurando que en el grupo destaquen algunos por su dominio de las falacias, su cinismo y su escasez de vergüenza. Estos tienen el encargo evidente de buscar follón para animar el cotarro, como ocurre en ciertas tertulias del corazón.

En las entrevistas ya no se mide el éxito por la inteligencia de las preguntas; se mide por la cantidad de adrenalina que hayan hecho segregar a las suprarrenales de la audiencia.  El domingo pasado, por otro ejemplo, la entrevista de Ana Pastor al Presidente del Gobierno fue un exitazo  según el baremo en boga. Los cerebros más atentos sufrieron auténticas inundaciones de adrenalina al ver cómo la presentadora acribillaba al entrevistado a preguntas sin dejarle contestar. ¿Preguntas sobre su programa de gobierno, sobre las medidas tomadas en sus cien días al frente del ejecutivo, sobre las que piensa tomar próximamente? Qué va. No se trataba de aburrir al personal, se trataba de entretenerle satisfaciendo su morbo. ¿Cómo? Machacando sobre la tesis, sobre la dimisión de dos ministros, sobre las rectificaciones que la ultima perversión del lenguaje ha dado en llamar “bandazos”. ¿Tienen todos esos hechos, convertidos por la prensa en escandaletes, algo que ver con la regeneración del país, la corrección de la desigualdad, el bienestar de los ciudadanos? No, pero dejan a Pedro Sánchez como un corruptillo, un desorientado, un inepto. Y eso mola a todos los que no son sus incondicionales, sobre todo a los que pagarían por  sacarle de La Moncloa. Todo cuidadosamente cuidado para molar, hasta el vestido de la presentadora. Durante la entrevista, la cámara ofrecía asiduamente, para distracción de los babosos,  un plano en el que destacaba una pierna desnuda de Ana Pastor gracias a una pronunciada abertura en su vestido. Dice el que dice lo que es políticamente correcto que comentar la ropa que lleva una mujer es machista. Yo digo que es machista vestir a una mujer que va a entrevistar a un presidente de gobierno como si fuera a bailar un tango.

Gracias a la oposición sin escrúpulos del PP y Ciudadanos, desesperados por ofrecer la cabeza de Sánchez a quienes les pagan en contante y en votos,  y gracias a las mentiras de la prensa indigna y a las argucias de la prensa que aún no ha perdido por completo su dignidad, la política y la sociedad españolas  están hoy a punto de tocar fondo. El advenimiento al poder de la socialdemocracia después de siete años de corrupción, de recorte de libertades y derechos, de desprecio absoluto a la ciudadanía, nos permitió concebir la esperanza de un cambio; nos permitió recuperar la ilusión.  Una avalancha de infamias hoy pretende aplastar toda ilusión, toda esperanza, para volvernos a convertir en súbditos resignados a la condición de mindundis.

Seamos objetivos. La prensa no ha ocultado la corrupción del PP ni ha escatimado críticas a Mariano Rajoy. La prensa ha informado y ha comentado ampliamente el fraude en los currículums de Casado y Rivera. Pero en su afán de ofrecer un contrapeso a tanta basura arrojando dudas sobre la tesis doctoral de Pedro Sánchez, intentando por todos los medios poner su currículum y su honestidad al mismo nivel que los currículums falsos y la dudosa honestidad de los susodichos, la prensa refuerza día a día la idea de que todos los políticos son iguales  y de que no vale la pena preocuparse de lo que hagan o dejen de hacer porque el asunto no tiene remedio.

La oposición y los voceros de las derechas nos dicen que la socialdemocracia nos lleva al infierno; nos meten miedo repitiendo “Perded toda esperanza los que entráis”.  Los que entráis en la España en la que estábamos a la que nos quieren volver a llevar. Si nos portamos bien, podremos quedarnos en el Ante Infierno de los indiferentes, corriendo sobre una gusanera de corrupción mientras políticos infrahumanos nos chupan la sangre cual insectos voraces.  ⃰

Entonces, ¿no hay esperanza? Por supuesto que la hay y por supuesto que podemos y debemos conservar la ilusión. Quien no sepa a estas alturas que las derechas y sus voceros mienten, es tonto de remate. Quien sí lo sepa debe saber también que tenemos que seguir luchando para no volver atrás. ¿Cómo? Boicoteando a los mentirosos, por ejemplo. Es decir, no haciéndoles ni puto caso.

⃰ Para evitar entredichos declaro que la Divina Comedia no la escribí yo y que la cita del verso que aparece en el frontispicio de la puerta del infierno es del Canto Primero de la obra escrita por Dante Alighieri.  Juro por mi honor que la he citado sin intención de plagio.

Anuncios

25 comentarios sobre “A la puerta del infierno

  1. Tomando “La Divina Comedia” de Dante, por cierto, lo de “Divina” fue el nombre que le dio Miguel Ángel cuando la leyó, lo digo porque parece que hay que citar todas las fuentes con una escrupulosidad que desconocíamos hasta la tesis del doctorado de Pedro Sánchez Castejón. Pues como decía, siguiendo sus maravillosos versos escritos en tercetos, Dante viaja con Virgilio empezando por el infierno, describe un el círculo noveno la fosa Antenora, donde están congelados de pies a cabeza todos los traidores a la patria.
    Es curioso el observar como, ya en la Edad Media, los traidores a la patria eran enviados directamente a los infiernos.
    En la actualidad, los traidores a la patria son los mismos que dicen defenderla, lo que no dicen es que la paria que ellos defienden es su particular y personal patria.
    Pedro Sánchez, por contra, defiende una patria de todos y para todos, una patria donde las personas, que son la verdadera patria, deben de ser iguales en derechos y obligaciones. ¿Qué quiere decir esto?. Muy sencillo, la igualdad se consigue cumpliendo “todos” con sus obligaciones, es decir, deberá aportar más a la patria quien más tiene, quien más provecho ha sacado de ella.
    Esto, como dice María Mir-Rocafort en este fantástico artículo, ha hecho retorcerse en sus poltronas a los patriotas del dinero. Hay que ser muy necio para no verlo con claridad meridiana. Los ataques al Gobierno y en especial a la figura del Presidente, tratan de conseguir desprestigiarlo y ponerle a la misma altura intelectual y política que tienen Casado y Rivera.
    Afortunadamente, plumas como la de María Mir-Rocafort, ponen negro sobre blanco todas las tretas, falacias y mala baba de estos personajillos que parasitan la política y los llamados medios de comunicación, y les dice lo que leyó Dante escrito en letras negras en el dintel de la puerta del infierno: ¡ Oh vosotros que entráis aquí, abandonad toda esperanza!
    . – Maestro, estas palabras me causan pena- le dice Dante a Virgilio que le contesta:
    . – Conviene abandonar aquí todo temor; conviene que aquí termine toda cobardía. Hemos llegado al lugar donde te dije que verías a la dolorida gente, que ha perdido el bien de la inteligencia.

    Le gusta a 2 personas

  2. Como dijo Rafel Correa
    Desde que se inventó la imprenta, la libertad de prensa es la voluntad del dueño de la imprenta”.
    Nos quieren engañar pero la livertad dela sociedad esta en nuestras manos exigiendo una prensa digna y periodistas que cotrasten las noticias

    Le gusta a 1 persona

  3. Si hicieran como yo y no compraran periódicos que no son más que libelos, y pasaran de televisiones que no son más que altavoces del capital , verían como les duele que mengüen sus ingresos . El problema está en que tanto repetir las mentiras y que el personal no se molesta en INFORMARSE con mayúsculas, acaban creyendo y repitiendo eso de que TODOS SON IGUALES y no es así, todos no son iguales algunos tienen dignidad y vergüenza,

    Le gusta a 1 persona

  4. Tampoco todos los políticos socialdemócratas son iguales, vean las declaraciones de la ministra de sanidad, antes de dimitir. Creo, como usted dice que el poder económico es un gran opresor de las mentes, por eso hay que tener fortaleza de espíritu, diría yo, para no doblegar a estos “omnipotentes” del dinero. Gracias por abrirme un poco más el “cielo” en su fabuloso artículo.

    Le gusta a 2 personas

  5. Magnífico comentario dicho con tal sencillez y claridad, que si lo leyera alguien de los que solo leen los titulares, acabarían por comprender todo lo que se esconde bajo el dinero

    Compartido en Facebook.

    Le gusta a 1 persona

  6. Hola María,

    Es un verdadero placer leer tus artículos y trasladarlos por todos los medios posibles a mis familiares y amigos. También publicarlos en Facebook para que llegue al mayor número de personas con las que tengo relación por este medio.

    Además del placer está la claridad, la sensatez y la oportunidad de los temas que desarrollas. Es preocupante recibir hoy la información a través de los medios de comunicación. La desconfianza que originan es tal que uno no se siente con ganas de leerlos aunque sea necesario y conveniente para proceder a su análisis y comprender como la ciudadanía está totalmente desinformada, manipulada y perversamente engañada a través de numerosos medios.
    Dicen que la necesidad hace virtud. En este caso, la necesidad de cobrar un sueldo, de conservar un periódico o una cadena de TV sometido a empresas de diversos intereses espurios, esa necesidad, junto con la falta de escrúpulos profesionales, transforma la virtud en delito. Porque delito es engañar a sabiendas a la ciudadanía que deposita su confianza en ese medio y que le dá tiempo y dinero para recibir un fraude a cambio.

    Espero con mucho interés cada uno de tus artículos. Gracias

    Me gusta

  7. solo hay dos verdades en la vida, una el pueblo (siempre maltratado) Y otra el estado de derecho y eso ni la prensa pagada ni los adinerados que la nungunean y los serviles politicos a su servicio, felicidades alguien sensato ,es un ado a la esperanza

    Me gusta

  8. Gusto es leerte Maria…” Apoyo a Pedro desde Tenerife, desde mi página que lleva su nombre y su cargo actual. La cree el mismo día que el dijo que volvería a caminar por España para recuperar los derechos quitados por el P.P. Le creí y le sigo creyendo, porque fue el único español que para triunfar, renuncio a todo y cree en su hacer…”
    Tu nota me da gusto leerla…”

    Me gusta

  9. Magnífico, María, magnífico. Cuánto aprendemos contigo.

    Hace tiempo que comparo la persecución que sufre Pedro -para mí, aunque mi Presidente, sigue siendo Pedro-, con la persecución sufrida por Lula en Brasil y Dilma también en Brasil, por extensión, Cristina Fernández en Argentina, Correa en Ecuador o Evo Morales en Bolivia.

    Nunca estuvieron tan bien estos países como cuando gobernaron ellos, haciendo políticas del pueblo para el pueblo y nunca el pueblo estuvo tan bien gobernado y cuidado como lo hicieron ellos. Sin embargo, hoy son acusados de corruptos por corruptos y corruptores.

    A Dilma la jugaron en un parlamento con más de del 60% – mínimo- de diputados corruptos y Lula ha sido condenado a más de 12 años por un delito que el juez que lo juzgó ha reconocido que no puede demostrar.

    Tanto la persecución judicial y mediática en el caso de Lula y mediática en el caso de Pedro era hacerlos desaparecer del panorama político. Con Lula lo han logrado a pesar que la ONU obligaba a Brasil a que Lula participara en igualdad de condiciones con los demás candidatos. En vista de las triquiñuelas del Supremo Tribunal Electoral ha tenido que renunciar a presentarse y cederle la candidatura al que sería su Vicepresidente en unas selecciones en cuyas encuestas triplicaba a sus contrincantes.

    En España, si no queremos ver los casos de Brasil, Argentina o Ecuador -por el momento Evo sigue gobernando-, Pedro debería hacer una profunda reforma del Poder Judicial, que deje fuera el clientelismo de muchos jueces hacia la derecha más franquista del tiempo post franco.

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s