Y lo demás son zarandajas

Esto no va de opinión política, pero como este blog es mío y trabajo y problemas me cuesta, pongo un artículito que escribi esta mañana en Cosas de la vieja de la montaña. Lo pongo también aqui porque aquí tengo más de 130.000 visitas y Cosas…tiene 5.000.

Repito lo que dije. Envio mi libro gratuítamente en PDF de inmediato a quien me lo pida a mariapmir@gmail.com

Y aquí, copio y pego:

Y bien, antes de ayer de ayer terminé de recopilar  poemas que he estado escribiendo desde 1971. Durante 18 años estuve trabajando en el  libro con cierta regularidad. Al dar por buena la antología después de innumerables correcciones, al  manuscrito le toca ir al editor. Pero mi facultad racional –lo del sentido común me da escalofríos-  me hizo frenar en seco.

A ver, mujer, me dije, ¿adónde vas con un libro de poemas que van de teología, filosofía y asuntos varios nada románticos ni líricos? Si fueses catedrática o algo así, vale. ¿Pero una mujer de 69 años que vive aislada en una montaña del Pallars desde hace más de veinte años? A ver, mujer, ¿tú qué quieres, tener el libro físico en tus manos y verlo languidecer en las librerías a las que llegue o quieres lectores?

Quiero lectores. He estado trabajando 18 años en el libro para compartir mis ideas y sentimientos con otra persona. Eso es lo que quiero y nada más. A mi edad, el único pecado mortal es complicarse la vida.  No estoy para ediciones ni presentaciones ni promociones. Las redes y los blogs me dan la oportunidad de conseguir más lectores de los que cualquier libro de poesía podría conseguir en una librería. Ayer lo envié en PDF a decenas de personas que me lo pidieron. Me doy por pagada por todo mi trabajo. Pero sobre todo por un comentario que envió un amigo. Es, en realidad, una crítica con la que estoy en todo de acuerdo.  Es la mejor crítica que me han hecho en mi vida porque es, sobre todo, sincera, y la sinceridad es algo que se puede esperar muy pocas veces de críticos profesionales. La comparto aquí con su permiso.

Si alguien quiere el PDF, lo envío enseguida, gratis,  por email. Mi email es: mariapmir@gmail.com

Me dice Ángel Cebrián:

“Amiga mía.

Acabo de leer tu antología poética, aunque lo de acabar, es relativo, ya que creo que la poesía no es suficiente con leerla como un libro. Creo que hay que leerla varias veces. No soy, ni mucho menos, un entendido. Pero dado que te interesa mi opinión, tengo que dártela con la sinceridad que merece, no con la intención de quedar bien siendo más amable que crítico.

Te he de decir; que una buena parte del principio, no la entendí, en primera lectura. Por tanto, iba a decirte que no me gustó esa primera parte. Después de leer un buen tramo, la poesía o yo, experimentó un cambio radical: de ahí en adelante, me pareció haber cambiado el poemario. A partir de ahí, me encantó lo que leía. No voy a calificar de buena o mala, no me considero cualificado. Diré: me gusta o no

Bueno, pues a partir de ese momento, todo lo que vino después, me gustó. Y me gustó como gusta la poesía: emocionalmente. Me parece de una gran calidad y en ciertos momentos, la he leído, me ha gustado y la he sentido.

No conforme con ello y también sintiendo que algo no me cuadraba. (Me refiero a que una parte importante de ella, no me gustaba y el resto muchísimo). He vuelto a empezar a leer esa primera parte que no había entendido en primera lectura. Y se ha producido algo raro. Es como si me hubiesen cambiado esa parte que no entendía. Ahora, en segunda lectura, no he sido capaz de encontrar el punto de inflexión que antes había notado y que pensaba comentarte. Mi primera intención era decirte: No he entendido, -y por tanto, no me ha gustado-, desde el principio, hasta la página tal. Pero no lo he encontrado. En esa segunda lectura, no he encontrado diferencia en todo el poemario.

Ahora, contra lo que pensaba al principio, me parece una obra muy buena y hasta importante. Por supuesto, todo esto, es aún, una primera impresión. Como te decía antes, la poesía hay que leerla varias veces. Así lo haré y si cambio de opinión, te lo haré saber.

Mientras tanto; enhorabuena amiga mía. Has escrito, en mi opinión, una gran obra, digna de ser publicada y de que llegue a un numeroso público, para que la puedan disfrutar”.

Pues bien, para un lector así se trabaja dieciocho años y la vida entera. Lo demás son zarandajas

 

 

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Y lo demás son zarandajas

  1. Enhorabuena María.
    No he leído tu libro, pero viendo esta crítica y sabiendo lo correcta que eres al expresarte, doy por hecho que tu esfuerzo dará sus buenos frutos, bien merecidos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s