Hartos

Hartos de la propaganda de los golpistas y traidores que forzaron la dimisión de Pedro Sanchez y sustituyeron al líder del PSOE elegido por la militancia y a su equipo, por una gestora impuesta por el aparato de otros tiempos decidido a perpetuarse como sea, es hora de responder con toda claridad a la constante acusación de falta de compañerismo que los golpistas y sus seguidores esgrimen para callar a quienes se manifiestan contra quienes han intentado destruir al PSOE.
Gabriel Jiménez, por ejemplo, publica en FB la siguiente entrada

Gabriel Jiménez11 h · “Los sanchistas llaman a Compañeros cosas como “golpistas” y “traidores” como el que se fuma un cigarro después de un café. Pedro sanchez: Te has rodeado de lo mas culto y educado, hijo mio”.

Harta de este tipo de comentarios, como todos los hartos, respondo:
Maria Mir-Rocafort Pedro Sánchez no es hijo tuyo. Eso de “hijo mío” se utiliza para manifestar una cierta superioridad. ¿Te sientes superior a Pedro Sánchez? ¿Tienes motivos objetivos para sentirte superior personalmente, intelectualmente, profesionalmente, políticamente? Cuando sufrimos la tentación de sentirnos superior a otro, es bueno hacerse estas preguntas.
Por otra parte, se llama golpista a quien participa en un golpe de estado o lo apoya. Por extensión, en las presentes circunstancias del PSOE, se aplica a quienes se presentaron con 17 renuncias a la Ejecutiva para forzar la dimisión del Secretario General, y que para reafirmar su mayoría llegaron a contar miembros ausentes, incluyendo a personas fallecidas. Se aplica a quienes se apropiaron del Comité Federal del 1 de octubre, mediante maniobras diseñadas y organizadas previamente, para forzar la dimisión del Secretario General y poner una gestora afín que en días sucesivos procura eliminar a los seguidores del Secretario General. En todas estas maniobras, se violentan los estatutos forzando interpretaciones convenientes para quienes quieren eliminar al Secretario General. Por todo esto, puede llamarse golpe de estado a lo que se perpetró contra el Scretario General del PSOE , elegido por los militantes, y su equipo. Por todo esto, puede llamarse golpistas, sin faltar a la verdad, a quienes planearon y llevaron a cabo ese golpe.
Por otra parte, es lógico que quien se siente traicionado llame traidor a quien percibe que le traicionó. Pedro Sánchez prometió en su campaña electoral que no facilitaría el gobierno del PP bajo ningún concepto, y cumplió. Cuando la gestora se abstiene para hacer posible la investidura de Rajoy, está incumpliendo la promesa electoral del PSOE formulada por su candidato; es decir, está traicionando a quienes votaron al PSOE. Quienes se sienten traicionados, y objetivamente fueron traicionados, están en su pleno derecho de llamar traidores a quienes les traicionaron.
Por otra parte, en la entrada de Gabriel Jimenez aparece el comentario de otra que dice citar a Rubalcaba con la siguiente afirmación: “Rubalcaba : quienes llaman traidor a un compañero o no es socialista o no merece serlo”.
No me suena tamaño disparate a Pérez Rubalcaba ni creo que Pérez Rubalcaba hubiera cometido el error de concordancia entre el sujeto en plural y el verbo en singular. Respondo, pues, a quien le atribuye la frase:
El socialismo es una ideología que propugna los valores de justicia, igualdad y solidaridad. Su objetivo, repito para que se entienda, es una distribución de los recursos de un país determinada por principios de justicia social. Suponer que el objetivo del socialismo es tener un partido con buenos compañeros y que el que no sea buen compañero no puede llamarse socialista es de una estupidez que causa vergüenza ajena.
Dicho lo cual, resumo: los que perpetraron el golpe contra la directiva del PSOE elegida por los militantes pueden llamarse golpistas porque lo son.
Quienes traicionaron las expectativas de militantes y votantes permitiendo el gobierno de la derecha pueden llamarse traidores porque lo son.
Quienes niegan la integridad ideológica de quienes rechazan a los golpistas traidores, son, sencillamente y sin ambages, estúpidos del copón. 
Y ya está bien de esa pedagogía para imbéciles con la que golpistas y traidores pretenden engañar a la militancia, llamando sentido de la responsabilidad a lo que es, sencilla y evidentemente, el ansia de conservar el poder y sus privilegios de viejas glorias que actúan como si encarnaran al único PSOE posible, y el ansia de trepar hasta la cima que caracteriza a personajes como Susana Díaz y los barones que se aliaron para derrocar al Secretario General elegido por la militancia, desde el mismo momento en que la militancia le eligió.
Anuncios

2 comentarios sobre “Hartos

  1. Toda la razon y afortunadamente somos muchos que pensamos como tu. Espero que se demuestre el dia que haya unas primarias que esta Gestora incumpliendo la retrasara todo lo que los militantes se lo permitan

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s