Palo de madrugada

Entrada escrita a toda prisa en mi muro de Facebook

Buenos días, amigos y compañeros.

Las cinco de la mañana. Llego a mi despacho porque el día va a ser movidito y me va a exigir todas las horas que pueda dedicar a poner en palabras lo que pienso. Abro mi instrumento de trabajo y me encuentro con un mensaje de mi amigo Odón Elorza.        -Qué rollo-, dice, y me envía a un enlace. Voy, leo, y me quedo a cuadros. En primer lugar porque el autor me lleva al territorio de las matemáticas en el que inevitablemente me pierdo. No sé hacer un ocho con dos canutos. Que le vamos a hacer, nadie es perfecto. Mi estupor surge de las profundas consideraciones filosóficas que han configurado mi código moral.

Me explico. Para mi, España, como cualquier territorio entre fronteras, es una cáscara vacía, como dije en un artículo escrito hace tiempo. Lo que da vida al país, a cualquier país, es la vida de la gente que lo habita. España es hoy un territorio donde una mayoría vive en la incertidumbre, y por lo tanto con miedo, intentando defender lo que tiene como puede. Junto a estos, otros que tienen muy poco y otros que no tienen casi nada y otros que dejaron de tener. Son una minoría de millones. Los unos esperan de los futuros gobernantes que alivien su zozobra con medidas que les garanticen que la cosa no va a ir a peor. Los otros esperan que los futuros gobernantes alivien las penurias causadas por un gobierno que se pasó cuatro pueblos porque, aún sabiendo que en España hay muchos españoles, se puso a gobernar pasándose a los españoles por el forro.

¿Y qué tiene que ver con esto el artículo que Odón  me ha enviado hoy de madrugada? Tiene que resulta que estamos en campaña para elegir a los políticos que nos van a gobernar. Tiene que los españoles estamos pendientes de unos candidatos de los que depende que el país empiece a rehabilitarse o que se vaya definitivamente y por muchas décadas al garete. Pendientes estamos, con el alma en un ay, de que nos digan qué piensan hacer para rescatar a los que cayeron al abismo, a los que están a punto de caer y a los que viven con miedo de caerse.

Y he aquí que los políticos están hablando de pactos para sumar votos que les den escaños con sus subvenciones y prebendas y que votos y escaños les den poder. O sea, un rollo.

Aquí os dejo el enlace al artículo que me envió Odón Elorza. Decidme si las profundas reflexiones del articulista son las que se esperan de un político que vive en un país lleno de gente agobiada que necesita desesperadamente soluciones que nos devuelvan una vida normal, normalmente humana. Decidme donde percibís humanidad en este rollo. Yo no la encuentro.

http://pabloechenique.info/los-puestos-de-salida-asi-a-palo-seco-no-existen/

Anuncios

Un comentario sobre “Palo de madrugada

  1. Es que en ese artículo-comentario de Echenique, que dices te ha mandado Odón esta madrugada, no hay nada de esa humanidad que buscas, ni sensibilidad, ni se tiene en absoluto en cuenta la situación de los españoles y la forma de gestionarla para mejorarla.
    Es pura y simple ciencia. Son simples movimientos matemáticos, que intentan, y quizás consigan, conseguir el mayor número de votos traducibles en escaños o no.
    El que suscribe el comentario, Echenique está usando su especialidad como científico. Y así funcionan los movimientos de Podemos. Solo buscan votos y poder.
    En su ya estimable trayectoria, solo algunas palabras dichas con la intención de conseguir votos, muestran lo que parece algún interés por la gente. Cosa que cambian en función de lo que crean más rentable publicitariamente.
    En futuro está por escribir, pero el presente y el pasado de Podemos o como Sorpassemos, como les llaman algunos, está meridianamente claro.
    Ellos han visto posible meter la cabeza en la política española y ahora quieren introducir todo el cuerpo. No busquemos argumentos donde no los hay. Solo esos. Y tratan de conducir la estrategia como una operación matemática. Son carroñeros, que muerden cualquier bocado que encuentren a su paso, que les engorde, aunque esté podrido. Para ellos que critican todo, vale todo si les da votos.
    El problema en realidad no solo son ellos, somos todos. Los que nos dejaos engañar por los medios, por que es más cómodo que buscar información y obtener argumentarios de esos mismos medios, en vez de crearnos los propios.
    No hay buen tratamiento sin un buen diagnóstico y el nuestro no se ha hecho o es equivocado. Vemos la paja en el ojo ajeno y no vemos las vigas en nuestros órganos de la vista y de los demás sentidos, como el común.
    Y con una viga en el sentido común, no esperemos un funcionamiento racional.

    Un abrazo María.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s