¿Quién quiere la gran coalición?

Durante esta extraña especie de interregno, no hemos dejado de escuchar voces de prestigio exhortando a Pedro Sánchez a pactar con Mariano Rajoy. Por respeto a los ciudadanos que dieron al PP la mayoría, dice el PP. Por respeto a los ciudadanos que quieren gobierno y no elecciones, dicen los que no son del PP.

 

Durante los días que han transcurrido desde las elecciones, las personas razonables y decentes de este país no pueden haber salido de su estupor. Estupor al constatar la resignación que llevó a más de siete millones de españoles a votar por el Partido Popular a pesar de todos los pesares; resignación y falta de solidaridad con los compatriotas a los que el gobierno destrozó la vida con la reforma laboral,  los recortes y las leyes que se han cargado derechos y libertades que creíamos inviolables.  Estupor al escuchar esas voces que desde la derecha y la izquierda presionan al PSOE para que pacte con el Partido Popular, ignorando las medidas inhumanas que han ido apartando de la sociedad a los más vulnerables; en este país, a la pobreza se la llama exclusión social. Estupor, pasmo que dejan a una persona decente con cara de asombro, a cuadros, cuando escucha voces de prestigio, algunas de prohombres que se suponen decentes, presionar a Pedro Sánchez para que acepte formar una gran coalición con el partido de Mariano Rajoy, un partido imputado o investigado o acusado o como ahora se llame, de ser un partido corrupto.

 

Estos señores y señoras, que también hay alguna, le están pidiendo a Sánchez que se trague sapos y culebras y permita con sus votos que forme gobierno el mismo partido que no solo hizo la vista gorda mientras sus cargos robaban, estafaban, malversaban, si no que robó, estafó, malversó como partido para financiar sus campañas electorales y eventos varios.

 

Estos señores y señoras están diciendo a los ciudadanos que ser indecente, corrupto, cómplice o colaborador necesario de o en delitos de corrupción no debe ser impedimento para que un hombre sea presidente del gobierno ni para que un partido forme el gobierno que ha de dirigir el destino del país.

 

Estos señores y señoras  están diciendo a los ciudadanos que se traguen sapos y culebras y acepten la gran coalición porque no hay otra alternativa.

 

¿Qué dirían si Pedro Sánchez estuviera dispuesto a embarrarse pactando con los que están embarrados de corrupción hasta las cejas y están, encima, dispuestos a continuar con su política de recortes de derechos y  libertades? No tardarían nada en echar la culpa de todos los desmanes del gobierno a Pedro Sánchez y al PSOE por haberles permitido gobernar.

 

¿Qué pasaría dentro de cuatro años? Que un país hundido en el fango, moral y económicamente, ya no sabría reaccionar. Volvería a ganar el PP, con toda probabilidad, y el PSOE quedaría el último de la fila dejando de ser un incordio para los neoliberales de este país y del resto de Europa.

 

Quienes todavía tengan ánimos y ganas de hacerse preguntas, que se pregunte: ¿Qué quieren, que pretenden esos señores y señoras que están presionando a Pedro Sánchez y al PSOE para que permita gobernar al PP, sea en coalición o votando sí o absteniéndose?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s