El valor de nuestra vida

Publiqué esta entrada el 15/9/2913, Hoy, llevada por otro asunto, fui a consultar las estadísticas de este bloc y me he encontrado con la sorpresa de la entrada se ha seguido leyendo a lo largo de casi un año. ¿Será que los lectores la han ido recomendando? No lo sé, pero me alegra profundamente que el mensaje haya llegado a tantos. Reblogueo

María Mir-Rocafort

Domingo. No hay bancos, no hay tribunales, no hay apremios. Hay dos opciones: aparcar nuestros problemas durmiendo, viendo televisión, intentando distraernos o procurando reflexionar, con la calma que nos ofrece el día, sobre nuestros problemas y el modo de enfrentarnos a ellos. Si optamos por esta segunda alternativa, conviene decidir por donde vamos a llevar nuestras reflexiones para evitar que las detenga un remolino de pensamientos inútiles.

El espacio en el que se mueven nuestros problemas personales es limitado, mínimo, asfixiante. Podemos pasar años encerrados en el cubículo de nuestras vidas dando vueltas y vueltas hasta marearnos sin encontrar salida, mientras el tiempo pasa llevándose nuestras opciones. ¿Pero podemos salir de esa celda oscura?

Salimos en cuanto nos damos cuenta de que somos sólo nosotros mismos los que nos condenamos a ese encierro y de que la llave para abrirnos la puerta hacia la libertad está en nuestras manos. Es…

Ver la entrada original 451 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s