No estamos muertos

Buenos días, amigos. Volvemos a despertarnos en un país diferente, diferente en el sentido que daba a la palabra la propaganda del régimen franquista. Me ha despertado, como siempre, la Cadena SER contándome que se ha aprobado una ley de educación que rechazan todos los ciudadanos excepto el partido de gobierno y sus afectos; que está a punto de aprobarse una ley de seguridad ciudadana que regula y en muchos aspectos restringe el derecho da manifestación; que se cierra una televisión pública que ha sido, hasta hace muy poco, altavoz de un partido y un gobierno, y cuyos periodistas aprovecharon su agonía para reconciliar al medio con la gente atreviéndose a comunicar la verdad con el apoyo imprescindible de la libertad. Y como última pincelada a este paisaje de otros tiempos, entrevista al portavoz de la Conferencia Episcopal Española.

La Iglesia Católica, Apostólica y Romana sigue tratándose en los medios como si al representar a un número considerable de españoles, sus directrices y opiniones debieran interesarnos y afectarnos a todos los demás. 

Durante muchos años creímos que la España falsamente una, grande y libre que proclamaba la propaganda de la dictadura, se había convertido en verdaderamente libre, solidaria, laica. Hasta que la mayoría de los electores, aterrorizados por la crisis, volvió a lanzarse en brazos de un padre protector, como aquellos españoles rotos por la guerra, el hambre y el miedo se lanzaron a los brazos de Franco y de la Madre Iglesia. 

El padre protector de nuestros tiempos es un gobierno corrupto, un gobierno que miente sin el más mínimo respeto a los ciudadanos, un gobierno que pontifica bajo el palio de los más rancios valores patrios: tradición, familia, religión, tanto si la plebe está de acuerdo como si no. Ese padre protector ha pasado a la fase corregir, como buen padre, restringiendo las libertades que ponen en peligro el logro principal del régimen franquista: la paz. 

Pero la paz social no es la paz de los sepulcros. Estamos enfermos, sin duda alguna, pero no estamos muertos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s