Breve reflexión sobre la homosexualidad y la Iglesia

Imagen

 

Si bien no es una enfermedad sentir y manifestar rechazo a la homosexualidad por motivos religiosos o siguiendo una determinada estrategia, el ataque continuado y obsesivo a la homosexualidad sí puede ser síntoma de una fobia.

En estos casos, quien crea sufrirla debería ponerse en manos de un profesional que detecte la enfermedad, si existe, y aplique el tratamiento adecuado.

Por otra parte, y ya en en el ámbito  estrictamente católico,  cabe tomar en cuenta que en textos dedicados a la instrucción de religiosos,  religiosas  y sacerdotes, se advierte a novicios y seminaristas sobre los peligros de dedicar mucho tiempo a considerar los peligros de la homosexualidad ya que pueden producir pensamientos y sensaciones pecaminosas.

El seminarista, sacerdote, obispo, religioso o religiosa que se vea movido a reflexionar sobre la homosexualidad, debe advertir que esto puede causar un grave perjuicio a su alma y a su cuerpo.

Conocida es la sutileza del demonio a la hora de tentar. Es el gran mentiroso, el gran manipulador. No permitan las almas llamadas a la santidad que el Maligno les haga creer que deben dedicar su tiempo a reflexionar sobre la homosexualidad para predicar contra el vicio nefando. Será tiempo restado a la oración que es el único camino que conduce a Dios.

Anuncios

2 comentarios sobre “Breve reflexión sobre la homosexualidad y la Iglesia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s